28.2.06

Triunfo: la hija prodiga

Tal como P N lo informara en noviembre, las cosas no andaban nada de bien en la aventura privada que implicó la cesión, por parte del Diario La Nación, de los derechos de la Revista Triunfo a un grupo privado, encabezado por el empresario Gonzalo Carbonell.
Muy discretamente, el 7 de febrero último, la Empresa Periodística fundada por Eleodoro Yáñez, puso fin al contrato y recuperó en plenitud la producción, distribución y venta del medio deportivo, el único que va quedando en los kioscos.
Desde octubre del año pasado que Carbonell comenzó a presentar síntomas de lo mal que iba el negocio, al retrasar los pagos que debía hacer a La Nación. Por lo mismo, entre sus periodistas el malestar aumentó debido al incumplimiento en el pago de los sueldos.
La revista, en manos del empresario, terminó siendo “armada” sólo por cinco periodistas para las 64 páginas que la componen.
Todos ellos, afortunadamente, fueron contratados temporalmente por el mismo diario, mientras que varios iniciaron acciones judiciales contra Carbonell por sueldos impagos y deudas previsionales.
El contrato temporal de los cinco trabajadores que quedaron vence la primera semana de marzo y, hasta la fecha, aún no se les informa si será renovado indefinidamente. P N

20.2.06

CHV: DIAS CONTADOS

Inquietud y expectación reinan en los pasillos de Chilevisión, para ser más precisos, en su Departamento de Prensa. El actual jefe de prensa Patrico Cladichoury, sería finiquitado de su cargo de manera definitiva en el mes de marzo. Fuentes de la estación privada dijeron a Prensan Negra que, durante su administración, Caldichoury ha cometido errores vinculados a la utilización de cámaras ocultas y de personas que no son periodistas inflitradas buscando escándalos. Pero lo más importante que se consideró fue el giro editorial que se pretende dar al noticiario de Chilevisión, hoy convertido en un amplio resumen de violaciones, asaltos, estafas, accidentes, etc.

El actual directorio del canal de Sebastián Piñera, hace bastante rato que está en desacuerdo con esta línea informativa potenciada por Caldichoury y avalada por el director, Jaime de Aguirre. Pero la información actual es que ante la presión del directorio y del propio Piñera, De Aguirre habría cedido en la defensa del actual director.

Otra crítica severa que se realiza al veterano periodista es no formar equipos de trabajo, sino clanes cerrados de personas consideradas "obedientes" a las cuales estimula con premios (presencia en pantallas, conducción de noticias, horarios preferenciales). Según se informó, esto ha generado un ambiente de trabajo enrarecido, con desconfianzas y rivalidades entre los distintos periodistas.

Quién es Patricio Caldichoury

Para algunos Caldichoury es el periodista que más sabe de televisión; para otros un personaje siniestro que se rodea de un grupo de "leales" que reciben premios por su labor, aunque sean regulares y malos profesionales.

Durante la dictadura militar Patricio Caldichoury fue editor general del recordado "60 Minutos", desde fines de la década de los '70 y principios de los '80. Fue el cerebro, tras los cientos de historias que allí se contaron, en momentos de la censura más feroz que ha existido en Chile.
Con la llegada de la democracia, Cladichoury se convirtió en dirigente sindical. Como representante de los trabajadores ante la estación apeló a la libertad de expresión en el famoso caso Townley de "Informe Especial" que el Gobierno de Patricio Aylwin pidió no transmitir.


Los nombres que se dan en reemplazo de Caldichoury son varios pero los que más suenan son el de Jaime Moreno Laval (ex diretor de prensa de la desaparecida Radio Chilena) y Gema Contreras (ex directora de prensa de Radio Cooperativa y TVN). Habrá que esperar, pero Cladichury y su círculo de confianza, tienen los días contados.